Mi Exmarido Billonario Me Persigue Capitulo 89

Mi Exmarido Billonario Me Persigue Capitulo 89

89 La casa de al lado

-Hola, buenos días Geoffrey-Bella le sonrió de vuelta -¿Ya andas por aquí a esta hora?

-Sí. Acabamos de regresar del mercado para comprar ingredientes para el almuerzo… -explicó Geoffrey.

A Geoffrey no le correspondía hacer la compra él mismo. Pero su Maestro le insistió en no cometer errores. Así que, no tuvo más opción que acompañar al chef.

-Ah… -Bella solo pudo ofrecerle una sonrisa

comprensiva, sintiendo lástima por Geoffrey; tenía que estar ocupado-.

-Por favor, házle saber que llegaremos a las once. -Sí, señora.

Bella sonrió a Geoffrey, luego se excusó y entró por la puerta

  • su casa.

Geoffrey condujo su coche de vuelta a su casa. Después de ayudar al chef y a la criada a descargar sus cosas, entró de inmediato en la casa para esperar a

89 La casa de al lado

su

que Maestro despertara.

Sin embargo, cuando Geoffrey entró en el área del

salón, se sorprendió al ver a Tristan sentado en el sofá leyendo algo en su iPad.

‘¡Vaya! ¿El Maestro ya despertó?”

Geoffrey se quedó atónito ante lo guapo que se veía Tristan en su camisa blanca de manga larga que se había doblado hasta los codos, combinada con pantalones color caqui.

Era raro ver a Tristan con esa indumentaria en casa un domingo, especialmente cuando el sol aún se mostraba tímido por la mañana.

Geoffrey dejó de lado su sorpresa y caminó hacia

Cuando Tristan escuchó los pasos acercarse, levan cabeza para mirar. Volvió su mirada al iPad al ver a Geoffrey.

-Buenos días, Maestro -dijo Geoffrey, deteniéndose unos pasos de distancia.

-Hmm, ¡buenos días, Geoffrey!

-Maestro, creo que te has levantado muy temprano. Todavía tenemos -Geoffrey miró su reloj- más de

<

89 La casa de al lado

tres horas antes de que lleguen la Joven Señora y el Maestro, y aún están preparando los desayunos. Sería mejor que descansaras de nuevo en tu habitación, Maestro. Te llamaré una vez que tu desayuno esté

listo…

-No te preocupes, Geoffrey. Está bien. Esperaré aquí -dijo Tristan sin mirar a Geoffrey.

-Sí, Maestro. En ese caso, por favor, discúlpame… Voy a acelerar la preparación de tu desayuno ahora – Geoffrey hizo una leve reverencia y se retiró. Pero antes de que se alejara mucho, se detuvo y miró a Tristan nuevamente-. Maestro, olvidé decirte… Justo ahora, me encontré con la Joven Señora afuera. Acaba de regresar de su carrera matutina.

-¿Bella haciendo una carrera matutina? -Tristan se sorprendió al escuchar eso. Nunca supo que a ella le gustaba hacer ejercicio durante su matrimonio. Miró hacia afuera-. Pensaba que aún hacía frío… ¿Y ella sigue corriendo?

-Sí. Supongo que corrió hasta la cima más temprano. -¿Corre sola?

Sí, Maestro, no vi a nadie más con ella. Creo que la

89 La casa de al lado

Joven Señora corrió sola.

Tristan no dijo nada. Hizo un gesto a Geoffrey para que se fuera y lo dejara solo.

Al irse Geoffrey, una sonrisa se extendió por su rostro. Pensó en correr para acercarse a ella también.

Se siente emocionado.

Tristan tomó su teléfono móvil y realizó una llamada. En el primer tono, se escuchó la voz educada de Dylan.

-Hola, Jefe, buenos días. ¿Hay algo que quieras que haga?

-Sí. ¿Podrías comprar ropa y accesorios para correr a aire libre para mí? Compra todas las prendas y accesorios que usan habitualmente los corredores ho en día. Compra las mejores marcas y varios pares… o conjuntos de repuesto.

Dylan, que acababa de despertar en su apartamento, se sorprendió al escuchar el pedido de Tristan.

-¿El Jefe quiere hacer una carrera al aire libre? – preocupado de que no fuera real y que estuviera soñando, Dylan se pellizcó la mejilla y se sorprendió

<

89 La casa de al lado

cuando sintió el dolor.

-Jo-Jefe, ¿desde cuándo has querido hacer ejercicio al aire libre?

-No te llamé para discutirlo, Dylan. Te llamé para ordenarte que lo compres para mí.

Dylan se reprendió internamente por haber preguntado.

-Jajaja, lo siento, jefe. Considera que está hecho…

-¡Tráelo a mi casa esta tarde! -Tristan dijo, terminando la llamada sin darle a Dylan oportunidad de hablar.

Después de que Tristan colgó el teléfono, hizo otra llamada.

se sentó en el borde de la cama, entrecerrando los ojos hacia su teléfono, que aún estaba sonando en la mesita de noche.

… se deslizó bajo las mantas y se

Cuando vio el nombre de Tristan ahí, se sentó derecho e inmediatamente respondió a la llamada.

-Buenos días, Jefe…

-, ¿Geoffrey ya te ha llamado sobre el horario de hoy?

D

89 La casa de al lado

-preguntó Tristan.

Anoche, había sabido que a Dax le interesaba la ciencia computacional. Necesitaba a en su casa para enseñarle a su hijo sobre computadoras.

-Sí, jefe.

-No llegues tarde. Tienes que estar aquí a las diez.

-Ugh, Jefe… He estado en tu casa desde anoche. Dormí en el pabellón de invitados en la parte trasera, -explicó.

-Eso está bien. Puedes venir a la casa principal a las diez. Necesito hablar contigo primero antes de que

conozcas a Dax.

-Sí, Jefe. Así será.

****

Antes de las once, Bella y Dax estaban listos para ir a la casa de Tristan.

Cuando bajaron las escaleras, se encontraron con Isaac Donovan, que parecía estar esperándolos.

-¿Están listos para ir? -preguntó Isaac. Sus ojos se fijaron en Dax y sonrió, admirando lo guapo que se

D

89 La casa de al lado

veía Dax en su conjunto de entrenamiento con capucha gris y zapatillas blancas.

-Sí, Abuelo. No queremos llegar tarde a nuestro almuerzo… -Bella se sentía mal por mentirle a su abuelo, pero también le parecía extraño decirle que la casa de Tristan estaba junto a la de ellos.

-Ya veo. ¿Estás segura de que no quieres que Nick los lleve en coche? -preguntó, manteniendo su expresión tranquila, conteniendo la risa. Sabía que iban a la casa de al lado.

-No, gracias, Abuelo. Yo conduciré… -Bella respondió de inmediato.

-Está bien, pueden irse ya.

Bella, con prisa, salió con Dax. Pronto, su coche dejó el patio, y Dax se sintió emocionado. La miró a ella.

-Mami, ¿vamos a la ciudad? -Dax preguntó, curioso por ver esta ciudad. -¿Mi padre vive en el apartamento?

Bella no le respondió. Condujo en silencio; poco después, su coche giró a la izquierda. Pronto, vieron una enorme puerta negra con rejas.

89 La casa de al lado

-Eh… ¿Por qué…? -Dax estaba confundido al mirar la calle detrás de él. Esta casa estaba justo al lado de la

suya.

Miró a su madre de nuevo y preguntó, -¿No dijiste que íbamos a la casa de Tristan Sinclair… Quiero decir, la casa de mi padre?

Comentario

R

Deja el primer comentario para este capitula

Vote

Tasa de calidad de traducción

Bien

Promedio

ENVIAR REGALO

Deslizar a la izquierda para continuar >

Capitula

Horri

Mi Exmarido Billonario Me Persigue novela completa

Mi Exmarido Billonario Me Persigue novela completa

Score 9.4
Status: Ongoing Type: Author: Released: June, 8, 2023 Native Language: Spanish

Mi Exmarido Billonario Me Persigue novela completa

Resumen

—¡Jefe, ha vuelto! —¿Quién? —preguntó Tristan Sinclair mientras garabateaba su firma en pilas de papeles. —Tu esposa —el asistente hesitó, observando atentamente a Tristan. Cuando vio las cejas fruncidas de Tristan, se corrigió a sí mismo—. Lo siento, quiero decir tu exesposa, la señora Donovan. Ha regresado con un niño... Tristan suspiró, observando el contrato frente a él.

Mi Exmarido Billonario Me Persigue novela completa

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset